Formag

Formag

Active su jornada con un magnesio marino

¿Fatiga? ¿Estrés? ¿Y si fuera una carencia de magnesio?

El magnesio es un mineral implicado en más de 300 reacciones biológicas, como la producción de energía, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la función muscular. Sin embargo, más de 7 franceses de cada 10 reciben un aporte insuficiente de magnesio.

Por ello, es importante reconocer los primeros signos de una falta de magnesio para pedir consejo a un profesional de la salud.

En caso de aumento de las necesidades o para responder a un eventual desequilibrio, es esencial una alimentación rica en magnesio. A veces, una complementación puede mostrarse útil y contribuir notablemente a reducir la fatiga.

Y si fuera una carencia de magnesio?

Reconocer los signos de una falta de magnesio

La fatiga, el estrés, los calambres o los temblores del párpado son los signos que se observan con mayor frecuencia en caso de falta de magnesio.

Este desequilibrio puede ser consecuencia de varios mecanismos, como unos aportes alimentarios insuficientes, un aumento de las necesidades del organismo, una disminución de la absorción intestinal o un aumento de las pérdidas gastrointestinales o renales.

Reconocer los signos de una falta de magnesio

Si presenta uno o varios de estos signos, pida consejo a un profesional de la salud.

¿Por qué mi profesional de la salud me aconseja optimizar mi consumo de magnesio?

Optimizar los aportes de magnesio para reducir la fatiga

La fatiga puede estar relacionada con numerosos factores:

  • La fatiga mental, que puede tener relación con el estrés o con una mala calidad del sueño.
  • La fatiga física y, sobre todo, muscular, que puede aparecer en caso de un esfuerzo intenso.

Llamado también «mineral de la energía», el magnesio desempeña un papel importante en el metabolismo energético.

El magnesio ejerce un equilibrio sobre la secreción de adrenalina, así como una acción depresiva sobre el corazón, los músculos y el sistema nervioso. Por ello, la pérdida de fuerza, la fatiga crónica y el temblor a menudo son signos de una falta de magnesio.

En algunos casos, una optimización de los aportes de magnesio puede contribuir a reducir la fatiga.

Optimizar los aportes de magnesio para reducir la fatiga

Optimizar los aportes de magnesio como complemento en estados de estrés o nerviosismo

El buen funcionamiento del organismo requiere un estado de equilibrio fisiológico mantenido en cualquier circunstancia. Este estado de equilibrio está amenazado continuamente por diversas alteraciones procedentes del organismo o de su entorno. El organismo puede percibir algunas de estas alteraciones como una amenaza, se habla entonces de factor de estrés.

Actualmente, el estrés se considera un estado de desequilibrio fisiológico.

Ante una situación estresante, el organismo responde en 3 tiempos y pone en juego el sistema nervioso central.

En caso de falta de magnesio, el papel del sistema nervioso puede estar desequilibrado, por lo que es importante procurar optimizar el aporte de magnesio.

Optimizar los aportes de magnesio

¿Cómo optimizar los aportes de magnesio?

Descubra los alimentos ricos en magnesio que deben priorizarse para un aporte óptimo:

 

alimentos

En ciertas situaciones (alimentación desequilibrada, periodo de estrés importante…), es útil reforzar los aportes alimentarios mediante una complementación.
Es importante tener en cuenta varios criterios para una complementación eficaz:

  • La biodisponibilidad del magnesio: las sales orgánicas solubles (aspartato, citrato, lactato…) se absorben y se toleran mejor que las sales minerales (cloruro…).
  • La asimilación y la retención del magnesio en la célula.

El magnesio es un mineral implicado en más de 300 reacciones biológicas, como la producción de energía, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la función muscular. Sin embargo, más de 7 franceses de cada 10 reciben un aporte insuficiente de magnesio.

Por ello, es importante reconocer los primeros signos de una falta de magnesio para pedir consejo a un profesional de la salud.

En caso de aumento de las necesidades o para responder a un eventual desequilibrio, es esencial una alimentación rica en magnesio. A veces, una complementación puede mostrarse útil y contribuir notablemente a reducir la fatiga.